Header AD

Ruta polar por Siete Picos

Un entorno tan inhóspito cómo espectacular

Ruta por la zona de Siete Picos aprovechando la gran nevada caída durante la noche. Y con la idea de abrir huella y pisar nieve virgen recién caída me doy un madrugón para estar allí con el primeros rayos de sol, y así disfrutar de unas estampas espectaculares, propias de latitudes del Círculo Polar Ártico.

La ruta la inicio en el Puerto de Navacerrada y me dirijo al Alto del Telégrafo, bordeando la pista de esquí de mismo nombre.

Tras llegar al Alto del Telégrafo continúo a la Pradera de Siete Picos, y a partir de ese momento trazo una ruta completamente errática, puesto que iba sin raquetas y había más de un metro de nieve polvo, que me impedía moverme sin hundirme. Por lo que iba buscando zonas con nieve más compacta para evitar ser engullido en la nieve.

Consigo avanzar hasta la altura del Quinto Pico, desde donde inicio un descenso por la Umbría de Siete Picos con las piernas hundiéndose completamente en la nieve a cada paso que daba.

Finalmente consigo llegar al Camino Schmid cubierto totalmente de nieve, pero una nieve completamente asentada y compactada, por lo que el avance era mucho más fácil que en los tramos anteriores de la ruta.

Únicamente tuve que echar mano de los crampones en algún tramo de hielo para evitar resbalarme y no llevarme ningún susto.

Sin lugar a dudas una ruta espectacular por la belleza de un entorno inhóspito completamente nevado, y por vivir unas sensaciones indescriptibles a flor de piel.

Deja un comentario

No hay comentarios

Post AD