Header AD

Cross de La Pedriza

Llegando a Cantocochino

Este Cross de La Pedriza forma parte de la Copa de Hierro, el circuito de carreras de montaña por Madrid organizado por la RSEA Peñalara. Y de las carreras de montaña que se celebran en la zona centro, se puede considerar la más dura y exigente en lo que a su dificultad técnica se refiere.

Esta carrera cuenta con numerosos tramos técnicos, que exigen a los corredores grandes dosis de pericia y habilidad para moverse por los bloques de piedra, a la par del esfuerzo que supone salvar un gran desnivel.

La cota inferior se encuentra a 900m de altitud en la salida y meta de la carrera, la cota superior ubicada en Las Torres roza los 2.000m de altitud. Este desnivel entre cotas, junto con el sube-baja a lo largo del recorrido, supone un desnivel positivo acumulado de 1.600 metros.

Hacia las Torres de La Pedriza

La carrera se inicia desde el parking ubicado junto a la barrera que da acceso al Parque Natural, en las proximidades del pueblo Manzanares el Real, famoso por su castillo medieval. Los primeros 3 kilómetros junto al Arroyo de Quebrantaherraduras son suaves, alternando asfalto y caminos, hasta llegar a Cantocochino.

En Cantochino comienza la primera subida fuerte por el sendero que lleva hasta el Mirador del Tranco, y después continuar por la Gran Cañada.

Se enlaza con la Senda Maeso hasta alcanzar el Portillo del Yelmo, en las proximidades de este gigantesco bloque de piedra. Desde ese punto se inicia un descenso técnico hasta llegar al Collado de la Dehesilla, donde se encuentra el primer control de paso y avituallamiento para darnos un respiro y reponer líquido para afrontar el siguiente tramo.

Trepando por los bloques de piedra

Desde el Collado de la Dehesilla se inicia un fuerte ascenso entre grandes bloques de piedra que en numerosas ocasiones vamos a tener que trepar y destrepar con ayuda de nuestros brazos, o incluso con la inestimable ayuda de los brazos de algún compañero corredor.

No sólo se trepa, sino que en varios puntos tenemos que reptar para pasar entre los huecos que dejan las piedras. Sin lugar a dudas, toda una divertida aventura, aunque con los cuerpos bastante cansados por el esfuerzo. Además, durante todo el recorrido podemos ir observando las caprichosas formas que forman los enormes bloques de piedra tan característicos de La Pedriza.

Atravesamos un bosque por la zona de Navajuelos y continuamos el recorrido en ascenso hasta el siguiente respiro, que lo tenemos al llegar al Collado de La Ventana, donde tenemos otro punto de control, con avituallamiento líquido y sólido (gominolas, frutos secos, chocolatinas...).

Pasadizos por los huecos entre piedras

Desde el Collado de La Ventana iniciaremos el ultimo tramo de subida por los Riscos de La Pedriza, hasta alcanzar la cota superior de la carrera, en Las Torres.

Tras pasar por Las Torres, y mientras contemplamos la Cuerda Larga a nuestra derecha, iniciamos un descenso rápido hasta el Collado del Miradero, donde nos espera un nuevo control el paso y avituallamiento.

A continuación bajamos de forma vertiginosa atravesando un precioso bosque con gran vegetación y helechos. El descenso es rápido y corrible, aunque hay que ir prestando atención a las raíces, troncos atravesados y piedras que nos vamos encontrando por el camino.

Ascendiendo a los Riscos de La Pedriza

Así llegaremos hasta el cruce de Cuatro Caminos, desde donde afrontaremos el último gran repecho, pero esta vez se trata de un camino sin obstáculos, donde poder correr si todavía quedan fuerzas.

Y tras alzanzar el Collado Cabrón y pasar el punto de control, iniciaremos otro rápido descenso por un camino entre el bosque hasta llegar a Cantochino. Donde disponemos de un último avituallamiento para afrontar los últimos 3 kilómetros hasta llegar a meta.

Para consultar más datos técnicos de este recorrido, el perfil altimétrico y el track para descargar, visitar el enlace de Wikiloc.

15138256#Cross de La Pedriza

En definitiva, una carrera de auténtica montaña, exigente y dura. Que requiere tener buena condición física y destreza para moverse por los bloques de piedra. Pero que se convierte en una divertida aventura, trepando, reptando y saltando de piedra en piedra.

1FoMLz9eknJ5kLRvmgPD_799fNbU

Deja un comentario

No hay comentarios

Post AD