Header AD

Ruta por el Valle de Incles

LLegando al Puerto de Incles

Para disfrutar de una jornada por el Valle de Incles hay que dirigirse a la localidad andorrana de Soldeu y dejar el coche en el parking de la Baladosa, aunque si estamos en época estival el acceso a este parking esta restringido. Y en este caso debemos dejar el coche en el aparcamiento que hay justo en el desvío de la carretera que da acceso al Valle d’Incles.

Desde ese punto tenemos 3 kilómetros hasta el parking de la Baladosa. Que bien podemos realizar por la carretera, o bien podemos seguir el sendero que va junto al río. Este sendero se inicia detrás de las casas que hay junto al puente que pasa sobre el río.

Avanzando por este agradable sendero podemos ir contemplando a nuestra izquierda el fondo del Valle de Incles, con sus extensos prados y los meandros que forma el río de Incles. Es fácil encontrarse con vacas o caballos pastando por el manto verde de estas praderas del valle.

Así llegaremos hasta la Baladosa, donde nos dirigimos hasta la cascada de agua procedente del río Manegor. A la derecha junto al torrente de agua tenemos un sendero angosto que nos permite salvar el salto de agua y dejarnos en su parte superior.

Desde ese momento iremos remontando el curso río dejando el caudal a nuestra izquierda. Un sendero estrecho que nos permite disfrutar del espectacular entorno que nos rodea, además del serpenteante río y sus pequeños saltos de agua, tendremos abundante vegetación a ambos lados del río.

Sendero junto al río Manegor

Continuamos por este fácil sendero, sin posibilidad de perdida, puesto que no se aleja del cauce del río ni del fondo del valle. Seguimos en suave ascenso hasta alcanzar la última rampa que nos dejará en el Puerto de Incles.

Este Puerto de Incles se encuentra en la frontera entre Andorra y Francia. Desde este punto podemos observar la gran cantidad de picos y cumbres que nos rodean, una estampa típicamente pirenaica.

Desde ahí podemos seguir avanzando por terreno francés hasta llegar al gran lago de montaña Étang de Fontargente, el cual podemos contemplar desde lo alto del Puerto de Incles.

Llegados a este punto tenemos que emprender la vuelta. En este ruta no volvemos exactamente sobre nuestro propios pasos, sino que intentaremos descender por el lado opuesto del río, dejando el cauce a nuestra izquierda.

Por esta parte el sendero no está tan claro y marcado, lo cual nos implica atravesar pequeñas praderas; y sin perder la orientación ni alejarnos del cauce del río, iremos improvisando un camino de lo más fabuloso. Deleitándonos con este gran espectáculo visual que nos ofrece la Naturaleza. Pasaremos por zonas de gran vegetación, tanto de bajo matorral como de tupidos bosques.

Bajando al Valle de Incles

Tras esta senda improvisada pero fácilmente intuible conectamos con otro sendero claramente visible y marcado que nos llevará hasta la parte superior de la zona de cascadas que ya nos conocemos de la primera parte de la ruta, pero esta vez desde el otro lado del caudal de agua.

Esta parte es mucho más frondosa en cuanto a vegetación se refiere y disfrutamos de un espectáculo para los sentidos. Vamos descendiendo por el sendero, dejando atrás los saltos de agua, y contemplando el Valle de Incles en todo su esplendor y plenitud.

Siguiendo este sendero llegaremos al camino asfaltado que une La Baladosa con el punto donde hemos iniciado la ruta. Así pues, ya sólo nos queda seguir el camino asfaltado que recorre el fondo del valle. Tras lo cual habremos terminado esta ruta de 12 kms, cuyos datos técnicos, mapa y track GPS pueden obtenerse en el enlace de Wikiloc.

14041387#Ruta por el Valle de Incles

En definitiva, una ruta de las más bellas de cuantas se pueden realizar por Andorra, que nos permitirá conocer este Valle de Incles a través de senderos disfrutones junto a ríos, saltos de agua y verdes praderas.

1SriyCxeEgd7Z6Y17Eg2NHTiBPmI

Deja un comentario

No hay comentarios

Post AD